Efeméride | Escuela Nacional Preparatoria

2 de diciembre de 1867
Creación de la Escuela Nacional Preparatoria

Jonatan Chávez

Colegio de San Ildefonso
Recinto cultural de todos los tiempos

El Colegio de San Ildefonso es un ejemplo de diversidad a través del tiempo. En sus muros se resguarda la historia de la educación de este país, que en distintas etapas ha visto en este inmueble la posibilidad del pensamiento, la reflexión y la cultura. San Ildefonso representa el devenir de un país; al evocarlo, deben estar presentes algunas consideraciones.

Asentado sobre lo que fue el centro ceremonial de la ciudad prehispánica México- Tenochtitlan, con el tiempo resultó ser la ciudad capital del Virreinato de la Nueva España. Aquí la Compañía de Jesús erigió uno de los colegios más importantes del nuevo mundo, que a su vez fungiera como residencia para jóvenes misioneros de esa orden eclesiástica. 

Tras la expulsión de la Compañía de Jesús por orden del rey Carlos III en 1767 (casi dos siglos después de su fundación, en 1582), la huella educativa dejada por los jesuitas continuó como el canon que sería la simiente crítica y científica de la sociedad criolla novohispana. Uno de los impactos más notables de este canon puede observarse en el momento de la revolución de independencia, cuando el colegio de San Nicolás —donde Miguel Hidalgo y Costilla se formó—, fue ejemplo de esa impronta en nuestra historia.

Busto de homenaje a Gabino Barreda.
Patio Principal, Colegio de San Ildefonso

En el México independiente, durante el gobierno liberal del presidente Benito Juárez se estableció la Ley Orgánica de la Instrucción Pública del Distrito Federal, expedida el 2 de diciembre de 1867, y con ello se crea la Escuela Nacional Preparatoria. En su fundación como primer institución moderna, laica y estructurada con un programa propio, se nombró al doctor Gabino Barreda como su director; en ella se educaron los personajes más destacados de la intelectualidad decimonónica y por más de cien años, fue el espacio que vio nacer a la Universidad Nacional de México (en 1910), que obtuvo su autonomía en 1929, para que hoy día la UNAM sea reconocida como la máxima casa de estudios de México.

Ya en el siglo XX, el muralismo mexicano fue un fenómeno plástico que sucedió por iniciativa de José Vasconcelos en 1921. El arte encontró su sentido evocador en la labor generada por aquellos monjes jesuitas y franciscanos que a través de la palabra y la imagen trasmitían su mensaje misional; en esa misma narrativa, pero con una ideología laica y cultural, que diera lenguaje y sentido de identidad a un pueblo emergente de la guerra, Vasconcelos se inspiró para detonar un movimiento plástico invitando a jóvenes creadores a realizar pinturas en los muros de la Preparatoria: Fernando Leal, Jean Charlot, Diego Rivera, Ramón Alva de la Canal, Fermín Revueltas, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros intervinieron los muros de San Ildefonso; el resultado: uno de los movimientos plásticos más importantes de la historia del arte mexicano y mundial del siglo XX.

La preparatoria de San Ildefonso vio nacer en su radio al llamado barrio universitario, que como resultado de la cohesión e institucionalización de la Universidad —pues albergaba a la rectoría—, aglutinó escuelas que más tarde serían las facultades, que con la creación de la Ciudad Universitaria permitirían cohesionar uno de los proyectos educativos más importantes del México contemporáneo: la Universidad de la Nación.

En San Ildefonso estudiaron mujeres como: Matilde Montoya, Frida Kahlo o Adelina Zendejas; asimismo, los 3 premios Nobel mexicanos: Octavio Paz, Mario Molina y Alfonso García Robles. Sus muros fueron testigo de los movimientos estudiantiles cuyo pensamiento crítico manifestó su deseo de una sociedad más democrática y que el gobierno de aque entonces desoyó, ordenando el bazucazo a su puerta histórica aquella noche del 30 de junio de 1968.

En 1987, la UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad al Centro Histórico de la Ciudad de México con lo que se dio la pauta a dar procesos de conservación y habilitación a los edificios que conforman el patrimonio universitario y de la nación, entre ellos, el Colegio de San Ildefonso. 

*Historiador, Coordinador de Voluntariado y Servicios al Público del Colegio de San Ildefonso.

¿Quieres saber más sobre la historia del Colegio de San Ildefonso?

        

Descargar PDF


Comentarios

Populares