Efeméride San Ildefonso | Diego Rivera

Diego Rivera (1886-1957)

Jonatan Chávez*

Artista de personalidad compleja, Diego Rivera falleció el 24 de noviembre de 1957. Con su muerte se cerró una etapa muy importante de la plástica mexicana y se dio paso a la construcción de un personaje controversial objeto de todas las miradas, críticas y análisis derivadas de su quehacer como artista e intelectual del ámbito cultural de México en el Siglo XX. 

La Creación, 1922. Diego Rivera. Acervo Colegio de San Ildefonso

En 1921, Diego Rivera ejecutó el mural La creación en el Anfiteatro Simón Bolívar de la Escuela Nacional Preparatoria, después de aceptar la invitación del rector José Vasconcelos, quien había convocado a jóvenes creadores provenientes de la Escuela de Pintura de Coyoacán como Fernando Leal y Jean Charlot, que ya proyectaban su trabajo en el cubo de la escalera del segundo nivel; mientras que Fermín Revueltas y Ramón Alva de la Canal ocuparon los muros de la entrada norte del edificio. Emilio García Cahero se posicionó en el arranque de la escalera principal; sin embargo, su obra fue destruida. Fue así como se conformó el primer grupo de pintores que dieron origen al muralismo, al que más tarde se sumarían José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros.

Diego Rivera pinta el mural La creación, en el Anfiteatro
Bolívar. 
Fototeca Nacional.
© Instituto Nacional
de Antropología e Historia, México.

Durante el proceso de proyección, ejecución y conclusión del mural La creación, la obra transitó por múltiples reacciones desde acérrimas críticas, hasta los cuestionamientos más incisivos por considerarla inmersa en la influencia de la pintura occidental, carente de propuesta para ser considerada una obra que expresara el lenguaje —tan buscado— de una nueva estética para un país en ciernes que aspiraba a entrar a la modernidad.

Para Diego Rivera este mural fue el primero de los múltiples ejecutados a lo largo de su vida, no así para el movimiento plástico; sin embargo, la determinación del artista lo llevó a ejecutarlo hasta su culminación en marzo de 1923. Con La creación, Rivera experimentó no solo con la técnica, sino también en el rumbo que habría de tomar su faceta de muralista; la obra reúne un lenguaje de metáforas y símbolos que evocan la conformación de los valores estéticos, éticos y morales de la cultura occidental, pilares estructurales en los que estaban cimentados los ideales a los que se aspiraban ser ejemplos para una sociedad que emergía de la guerra y buscaba su propio lenguaje.

Durante la ejecución del mural, Rivera alternó la ejecución de pinturas murales en otros edificios públicos como el de la Secretaría de Educación Pública y la Ex Hacienda de Chapingo; más tarde en Palacio Nacional realizará la Epopeya del pueblo mexicano. En Bellas Artes replicó el mural destruido en el Rockefeller Center de la Ciudad e Nueva York, entre otras grandes obras que culminarían con experimentación de materiales en el Estadio Olímpico de Ciudad Universitaria. 

*Historiador, Coordinador de Voluntariado y Servicios al Público del Colegio de San Ildefonso.

¿Quieres saber más sobre la historia del Colegio de San Ildefonso?

        

Descargar PDF


Comentarios

Populares