EFEM√ČRIDE SAN ILDEFONSO ūĎĀ¶ D√≠a Internacional de la Lengua Materna

21 de febrero de 1999

Día Internacional de la Lengua Materna

El mundo se empobrece cuando se pierde una lengua o una cultura, y se empobrece también cuando todo se uniforma en modo alguno.
Miguel Le√≥n-Portilla 

©C√≥dice Ixtlilx√≥chitl. Biblioth√®que nationale
de France. Dèpartement des Manuscrits.
Mexicain 65-71
Como parte de las acciones de inclusi√≥n, desarrollo sostenible y oportunidades para todos, la UNESCO estableci√≥ el D√≠a Internacional de la Lengua Materna desde 1999, ya que en el mundo existen alrededor de siete mil idiomas, de los cuales un 50% est√°n en riesgo de desaparecer. 

Como una posibilidad de integraci√≥n en el progreso de la humanidad desde la cosmovisi√≥n originaria de los pueblos, la UNESCO propuso que para un desarrollo m√°s equitativo e incluyente, la tecnolog√≠a deber√≠a de estar disponible para el aprendizaje de las poblaciones, grupos y comunidades con lenguas propias, por lo tanto, debe ser un derecho ineludible para preservar su identidad y al mismo tiempo acceder al desarrollo. 

M√©xico es uno de los pa√≠ses con mayor diversidad multicultural del mundo. En su territorio se hablan 68 idiomas o lenguas originarias adem√°s del espa√Īol; con la reforma a nuestra Constituci√≥n, en su Art√≠culo 2° reconoce desde 2001 que la base de la identidad cultural de la naci√≥n es pluricultural, sustentada originariamente en los pueblos ind√≠genas asentados en su territorio; por lo tanto, se garantiza el derecho de los pueblos y comunidades ind√≠genas a su autonom√≠a, lo mismo que el derecho a enriquecer sus lenguas y culturas.  

A través del tiempo, el devenir de la identidad cultural de México se ha configurado en la preservación y conocimiento de las lenguas maternas: en el siglo XVI se crearon colegios para indígenas como el de Santa Cruz en Tlatelolco, que gracias a su labor, se preservaron referentes para comprender la complejidad del mundo indígena ante los cambios impuestos por la cultura occidental. Personajes como Fernando de Alva Ixtlilxóchitl (1568-1648), descendiente de los linajes indígenas de los acolhuas de Texcoco, se dieron a la tarea de documentar y resguardar las reminiscencias del pasado indígena.

Los saberes conservados en conventos franciscanos fueron referentes para los jesuitas, que a su llegada a la Nueva Espa√Īa en 1572 emprendieron su labor evangelizadora en el norte del virreinato. En su proceso formador de misioneros, era fundamental que aprendieran y dominaran los idiomas hablados por los ind√≠genas. Fue tan importante esta labor que se les llamaba padres lenguas a aquellos que ten√≠an un dominio impecable para mantener la comunicaci√≥n con las comunidades. 

El Colegio de San Ildefonso, con la imprenta establecida es sus aulas, imprimi√≥ y resguard√≥ gran parte de estos saberes, con personajes como Francisco Xavier Alegre (1729-1788) y Francisco Javier Clavijero (1731-1787), quienes ten√≠an un dominio amplio de la llamada lengua mexicana, conocido en tiempo virreinal as√≠ al n√°huatl. 

Gracias al resguardo en bibliotecas como la de Lorenzo Boturini (1702-1755), personajes de la intelectualidad decimon√≥nica como el historiador Joaqu√≠n Garc√≠a Icazbalceta (1825-1894), o Manuel Gamio (1883-1960), se profundiz√≥ en el estudio de las lenguas ind√≠genas que hacen de M√©xico un pa√≠s de larga tradici√≥n, fortalecida por los trabajos de destacados expertos en filolog√≠a como el padre √Āngel Mar√≠a Garibay (1892-1967), as√≠ como el doctor Miguel Le√≥n-Portilla (1926-2019), quienes con sus aportaciones al estudio de las lenguas originarias dejaron en claro que la esencia de la identidad cultural de M√©xico est√° asentada en la tradici√≥n ind√≠gena que ha prevalecido y resistido el transitar del tiempo.

*Historiador, Coordinador de Voluntariado y Servicios al P√ļblico del Colegio de San Ildefonso.

¿Quieres saber m√°s sobre la historia del Colegio de San Ildefonso?

        

Comentarios

Populares